Suspendidos los trenes de viajeros por Cieza

Se da la circunstancia de que el Gobierno central construyó la variante de Camarillas para mejorar la línea con Albacete, que ahora queda prácticamente sin uso

La estación de Cieza ya no tendrá circulación de trenes de pasajeros, esta antiquísima vía ferroviaria se quedará sin tráfico en la parte comprendida entre Murcia y Albacete durante tres años, el tiempo que resta a las obras de soterramiento.

Así lo anunciaba Renfe el pasado viernes, alertando de que el servicio combinado de autobús y tren entre la Región de Murcia y Madrid desde Archena se suprimiría ayer, jueves 1 de septiembre, afectando esta medida a dos trenes diarios en ambos sentidos.

A partir de ahora el viaje hasta Albacete será en autobús y el resto del recorrido en el AVE hasta Madrid y viceversa, para lo que Renfe argumenta que de esta forma se prescinde de un transbordo; para ello la operadora ferroviaria pondrá autobuses directos hasta Albacete y otros que pararán en todas las estaciones del recorrido hasta la capital de España.

Otra de las alternativas que ofrecen a los viajeros murcianos es ir a Madrid a través de Orihuela, haciendo transbordo para subirse al AVE. El punto de inflexión será la llegada de la alta velocidad a Murcia a finales de este año.

Los cambios anunciados este pasado viernes han provocado la protesta de los ayuntamientos de Archena y Hellín. La interrupción de la línea desató la indignación de varios alcaldes de los municipios. La alcaldesa de Archena, Patricia Fernández, calificó la decisión de “nefasta”. Por su parte, el regidor de Hellín sostuvo que Renfe actúa de forma “totalitaria”. La duración total del viaje será la misma hasta el día 13 de septiembre, cuando se modifiquen los horarios con motivo del cambio de la estación de cabecera en Madrid: Atocha por Chamartín. En ese caso, el tiempo total de viaje en esta ruta aumentará entre 3 y 13 minutos, con paradas en todas las estaciones intermedias, seis en total. Renfe se ha comprometido a poner un autobús directo a partir de esa fecha.

Mientras se prepara la llegada del AVE a Murcia a través de Alicante, probablemente antes de fin de año, Renfe ha dejado temporalmente sin servicio ferroviario este tramo de la línea con Chinchilla. Con estos cambios, dos corredores de la Región se quedan transitoriamente sin trenes a causa de las obras de alta velocidad, dándose la circunstancia de que el Gobierno central construyó la variante de Camarillas para mejorar la línea con Albacete, que ahora queda prácticamente sin uso. La UE la ha incluido en la Red Transeuropea de Transportes, con vistas a su modernización.

Vélez: “Son daños colaterales para la modernización de las infraestructuras”

Por su parte, el delegado del Gobierno, José Vélez, ha calificado de “circunstancial” la supresión del servicio ferroviario entre Archena y Albacete, que será sustituido por una conexión directa en autobús entre Murcia y la ciudad manchega, para tomar allí un convoy. “Entiendo las críticas de los alcaldes de los municipios intermedios y siempre he sido un defensor de que esa línea se electrifique”, defendió el también exalcalde de Calasparra.

De hecho, señaló que seguirá trabajando para que la línea a la capital de España por Cieza y Chinchilla se electrifique en un futuro, “de manera que cualquier ciudadano la tenga como opción a la hora de desplazarse”. Sin embargo, pidió comprensión ante unos “daños colaterales”, los de la suspensión del servicio desde Archena, que tienen como causa “la modernización de unas infraestructuras ferroviarias que estaban en la antigüedad”, y que traerán, además de la llegada soterrada del AVE, el “servicio de Cercanías más moderno de España”.