Se refuerza el dispositivo de asistencia a temporeros

Durante los meses comprendidos entre abril y julio, el municipio de Cieza tiene necesidad de mano de obra para la recogida de fruta de hueso; por tanto, la llegada de muchos trabajadores de otros lugares es inevitable. “La recogida de fruta es clave para nuestra economía y Cieza no cuenta con mano de obra suficiente para cubrir la gran cantidad de trabajo que generan las campañas de recogida de fruta”

“En ocasiones, que estas personas no tengan un lugar donde permanecer ha generado problemas de convivencia con la población local y entre ellos mismos. Vivir en espacios ruinosos agrava su forma de vida, ya de por sí precaria, y provoca una situación de exclusión de estas personas que, no nos olvidemos, vienen a realizar un trabajo para el que nuestro pueblo no cuenta con mano de obra suficiente”.

“Esta realidad nos hace coordinarnos desde los Servicios Sociales municipales con las entidades del tercer sector que trabajan en nuestro Municipio: Cáritas, Cruz Roja y AFEMCE”.

El Ayuntamiento de Cieza apuesta un año más por solucionar, junto con las entidades del tercer sector, el problema de raíz, poniendo a disposición de todas estas personas el albergue de Cieza, que podrá ser utilizado previo pago de una cuota fijada. Así, “queremos evitar los asentamientos y la utilización del río como único recurso para la higiene personal”, expresa Melba Miñano como concejala responsable.

“Esta alternativa es útil en una doble vertiente: actúa de prevención del contagio de la covid-19 y es una alternativa de alojamiento para las personas de los asentamientos”. Se ha establecido un protocolo consensuado de intervención con las funciones de cada una de las entidades que estamos participando en este proyecto: Servicios Sociales, Cruz Roja, Caritas, AFEMCE y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad.

“Tener un lugar donde alojarse de forma digna es un derecho que tenemos como personas”. Por ello, según Miñano, “el Ayuntamiento de Cieza impulsa esta medida temporal que, a la vez, previene situaciones de inseguridad y problemas de convivencia”.

Hay que destacar que este recurso está íntegramente financiado por la Comunidad Autónoma, por lo que no supone gasto alguno para las arcas municipales.

Toda la información necesaria les está siendo facilitada, traducida a sus idiomas, generalmente el árabe.

Hasta el momento todo está funcionando conforme a lo previsto y la coordinación entre entidades está favoreciendo el procedimiento adecuado. No obstante, se siguen manteniendo reuniones de coordinación para ir mejorando o validando los resultados obtenidos.