El Ayuntamiento recuperará el servicio del bus urbano ampliando su línea a Ascoy y el casco antiguo

El alcalde de Cieza, Pascual Lucas, junto al concejal de Servicios, Antonio Moya, ha anunciado este martes que ya se encuentra en periodo de publicación el pliego de condiciones para la contratación de la gestión del servicio público de transporte urbano colectivo de viajeros en autobús en Cieza, en régimen de concesión

El servicio, que regresará previsiblemente a las calles de Cieza a principios de 2022, contará como novedades con la ampliación de la línea hasta el núcleo urbano de Ascoy y un paquete de servicios especiales en determinadas fechas festivas del año, como el puente de Todos los Santos, la romería de la Virgen del Buen Suceso y la feria en honor a San Bartolomé.

Lucas ha remarcado que “en el pasado pleno del mes de julio nos comprometimos a que antes de final de año estaría el pliego del servicio del bus urbano en licitación; estamos hoy a dos de noviembre, y lo hemos cumplido”.

Este pliego tiene por objeto establecer las condiciones que han de regir la adjudicación del contrato de la gestión indirecta, bajo la modalidad de concesión, del servicio de transporte colectivo urbano de viajeros en el municipio de Cieza.

La titularidad del Servicio corresponderá al Ayuntamiento, dado su carácter de servicio público municipal, ostentando la cualidad de Administración titular del servicio y, en consecuencia, mantendrá la potestad de disponer, regular, organizar y, en su caso, modificar la prestación de dicho servicio y, al propio tiempo, ejercerá las facultades de control y fiscalización sobre la gestión del mismo.

“El municipio de Cieza, al no sobrepasar los 50.000 habitantes, no está obligado a la prestación de un servicio de transporte público específico, conforme al artículo 26 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local, pero era objetivo de este gobierno implantar un servicio público de transporte urbano, viable, de calidad y adaptado a la Cieza actual (hablando urbanística y socialmente)”, ha subrayado el regidor.

Ha recordado Pascual Lucas que el servicio “fue implantado ya en 1987 por el empeño del alcalde Francisco Marín Escribano, quien firmó un contrato con la empresa Autocares Piñera, S.L., con una duración máxima de 50 años, estableciéndose en dicho contrato la posibilidad de prorrogar el mismo cada tres años, entendiéndose prorrogado tácitamente si ninguna de las partes manifestaba voluntad de resolverlo”.

Tras la disolución de esta mercantil, la también empresa ciezana Ziezar Autocares del Segura, S.L.L.  se subrogó en el contrato inicial, prestando el servicio hasta el vencimiento de la última prórroga del pasado 14 de julio de 2020.

“Esta empresa –explica el primer edil- optó por no prorrogar más el contrato al ser este ya totalmente deficitario; es por esto por lo que nos tuvimos que poner a hacer un informe de viabilidad y adaptar el servicio a la actualidad que vivimos y a las nuevas exigencias del mismo. La redacción de este informe se fue retrasando, ya que no se podía hacer un informe de viabilidad ni podía licitarse al existir las restricciones que marcaba la situación epidemiológica que hemos venido sufriendo”.

Moya, por su parte, ha señalado que el ámbito territorial en el que se han de prestar los servicios incluidos en el pliego comprende el conjunto del casco urbano de la ciudad de Cieza y la zona urbana de Ascoy, en las condiciones establecidas en cada momento por el Ayuntamiento de Cieza.

Atendiendo a lo preceptuado en las leyes y reglamento sobre los servicios públicos de transporte de viajeros, se ha establecido un periodo de duración del contrato de 10 años, pudiendo prorrogarse hasta un máximo de otros cinco años, contados a partir del día de inicio de la prestación del servicio.

El bus deberá cumplir con la accesibilidad y reducir las emisiones

En cuanto a las características del vehículo que se requiere para prestar el servicio, Antonio Moya ha destacado principalmente que el mismo dispondrá de puerta dotada de un sistema para acceso de personas en silla de ruedas; “con relación a las personas de movilidad reducida, será de obligado cumplimiento toda la normativa existente al respecto”. Por otro lado, los autobuses tendrán dos ejes y una longitud máxima de 8 metros (esto último obligado principalmente al introducir la prestación del servicio en el casco antiguo)”.

El servicio se prestará con un vehículo con capacidad mínima para 18 personas sentadas y una plaza para persona con movilidad reducida. Y, por otro lado, el bus, en los primeros 5 años de la prestación del servicio, deberá empezar a utilizar un combustible diferente al diésel o gasolina, tal como GNC (gas natural comprimido), eléctrico, híbrido, hidrógeno, etc., garantizando una correcta prestación del servicio y reduciendo de forma considerable las emisiones de CO2.

En pos de esa viabilidad del servicio, como se refleja en el estudio realizado, el Consistorio otorgará al adjudicatario un importe máximo anual de 44.672 €, teniendo en cuenta la duración del contrato y su posible prórroga, es decir, los 15 años.

Se suman nuevas paradas a las antiguas

El servicio se prestará de lunes a viernes. El primer recorrido tendrá su origen en la parada ubicada en el poblado de Ascoy, terminando en el Hospital de la Vega Lorenzo Guirao para iniciar el recorrido ordinario. Este primer recorrido se efectúa para cubrir las primeras citas médicas en el hospital. A partir de ese momento, se iniciará el recorrido ordinario, realizando un total de cuatro vueltas completas al circuito, con un tiempo estimado por vuelta de 1,5 horas e incluyendo paradas nuevas que no se contemplaban en la línea antigua, como, por ejemplo, en plaza de España, plaza Mayor, Rincón de los Pinos, plaza de las Cortes o Camino de Murcia, entre otros. Por último, y como cierre del servicio diario, se realizará el recorrido con inicio en el hospital y terminando en el poblado de Ascoy. El concejal ha precisado que habrá que incorporar tótem o marquesinas en esas paradas nuevas que se han incorporado respecto al recorrido del anterior servicio.

Se incorporan servicios extraordinarios en festivos

Finalmente, el edil se ha referido a otra de las novedades de la nueva prestación como es la inclusión de una serie de servicios extraordinarios. Habrá servicio urbano excepcional al Cementerio Municipal con motivo de las vísperas y celebración del día 1 de noviembre, fiesta de Todos los Santos). El día 31 de octubre, ya se realizará el circuito ordinario incrementando su recorrido y estableciendo una parada en el Cementerio. En cuanto al 1 de noviembre, festivo, se realizará el circuito ordinario en los horarios establecidos por la mañana, suprimiendo las paradas del instituto Los Albares y Hospital e incorporando una parada provisional en el Cementerio.

También habrá servicio excepcional de subida a la ermita de La Atalaya con motivo de la romería en honor a la Virgen del Buen Suceso. El día anterior a la romería, se prestará un servicio continuado de subida y baja al collado de la Atalaya, con inicio del servicio a las 20 horas y finalización del mismo a la 1 de la madrugada del propio día de la romería. Se comenzará la prestación del servicio esa jornada con una subida hasta el collado de la Atalaya desde avenida Ramón y Cajal (Colegio Madre del Divino Pastor), anterior a la salida de la Virgen del Buen Suceso (8 horas). Posteriormente se continuará realizando el recorrido de forma continuada desde las 11 hasta las 14 horas.

Por último, durante la feria y fiestas en honor al patrón de localidad, San Bartolomé, se establecerá un servicio continuado pendiente de determinación por la comisión del festejo, para atender espacios recreativos tales como zonas deportivas, áreas de esparcimiento juvenil (La Era), etc.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram