España sale adelante

Joaquín Castaño Balsalobre

Son malos tiempos para los agoreros que esperaban de esta pandemia que España se hundiese (para levantarla ellos, como dijo en un ocasión el Sr. Montoro), porque a pesar del envenenamiento que la derecha de este país ha estado administrando en todo este tiempo de pandemia, después de más de un año de esta situación que no ha sido fácil para nadie, y que la derecha en su conjunto en este país ha estado administrando veneno a la sociedad española, ahora, una vez, o eso parece, aclarado el camino de esta pandemia, recogemos datos de que España es pionera en la vacunación, que la promesa que realizó el Presidente Sánchez cuando llegaron las primeras vacunas a España se están tornando en realidad, ya que, a fecha de hoy, existen en este país más del 70 % de personas con, al menos, una dosis administrada y más del 60 % con todas las dosis completadas.

Estos datos son demoledores para los que han basado su política en “cuanto peor mejor” porque ese discurso solo se le ocurre articularlo a los mediocres y a las personas que no confían en la buena gestión, ya que durante algún tiempo a algunos les ha funcionado.

Deseoso de que nuestro país, como el conjunto del mundo, supere de una vez esta pandemia que a tanta gente se ha llevado por delante y que, en términos de gestión, ha puesto a prueba la capacidad política de gobernantes como los nuestros, que ha hecho que el Gobierno de España, y su presidente de la cabeza, demuestren con sobrada solvencia la resolución de esta.

Por otro lado, desde el principio de esta pandemia, el Gobierno de España, del PSOE, comenzó a articular leyes y medidas con el fin de proteger a la población, se pusieron en marcha mecanismos que, a tenor de los datos económicos y laborales, han demostrado que fue un acierto el sistema de los ERTE, el proteger a los ciudadanos cuando más lo necesitan, y no escatimar ni esfuerzo ni presupuestos para hacerlo.

Esto nunca ha sido así, por si a alguien se le ocurre pensar lo contrario, porque en anteriores crisis, ya no sanitarias sino económicas, los gobiernos del PP, en vez de proteger a la población con sistemas de protección social y económicos, se dedicaron a recortar y aprovechar la situación para desproteger a los trabajadores y a las familias. Sobre el PP me viene a la mente que en 2014 más de 4.000 personas en nuestro país murieron porque el Gobierno de Mariano Rajoy no financió el tratamiento para los enfermos de hepatitis, ya que, según estos, decían que era demasiado caro.

Ya sabemos y conocemos de sobra lo que hace cada uno cuando gobierna, y a los hechos me remito, pues con la peor pandemia vivida en el último siglo, cuando nadie, absolutamente nadie, sabía cómo gestionarlo, el Gobierno de España sale, a día de hoy, con el 70 % de los españoles vacunados, de una situación que gracias al sistema de protección social ha hecho que los ciudadanos no padezcamos necesidad, y que se bata récord en la afiliación de la Seguridad Social con casi 19,6 millones de ocupados, y que las previsiones de crecimiento para España según el FMI sean de un 6,2 %.

La Seguridad Social gana 91.000 afiliados y roza los 19,6 millones de ocupados en España, alcanzándose el nivel más alto de la serie histórica de afiliaciones, lo que se traduce en el nivel más alto de personas ocupadas, por encima del anterior récord de mayo de 2019, que se situó en 19,5 millones.

La única parte que me entristece es que todos estos datos y esta situación en la que nuestro país ha sabido salir con acierto es que cada una de las medidas puestas en marcha por el gobierno no han sido avaladas por la oposición, pues incluso han torpedeado algunas medidas tan importantes como los fondos de recuperación europeos, en los que todos los diputados del PP votaron en contra y hasta el Sr. Casado se atrevió a hacer alguna visita a un país europeo para pedir que no se le concedieran a España.

Afortunadamente, la situación que encaramos ahora es una situación bien distinta que, a tenor de los resultados tanto en vacunación como en términos económicos de ocupación y crecimiento, debería llevar a la oposición a tomar nota. Que se pongan del lado de los españoles y que reviertan el discurso y acuñen por fin “cuanto mejor para todos mejor para nosotros” porque no hay nada más saludable en esta vida que disfrutar de las alegrías de los demás.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email