El PP de Cieza desnortado: varapalo judicial y varapalo político

Joaquín Castaño Balsalobre

Como ya anuncié la semana pasada las aguas en el PP de Cieza andan un poco revueltas y la consecuencia no es otra que la nefasta gestión que están protagonizando los 4 ediles populares en el consistorio ciezano

Se equivocaron de lleno cuando decidieron que una de sus concejalas asumiera la coordinación del grupo con una liberación al 100 % de su jornada laboral y que siguiese ejerciendo su profesión habitual, cuestión que ha desencadenado un varapalo tras otro tanto en las propias filas populares como en el pleno de nuestro Ayuntamiento, con los informes de los técnicos emitidos en contra al respecto como colofón. El pleno municipal, una vez tras otra, ha puesto de manifiesto la ‘pillería’ no sólo de la concejala que estuvo embolsándose de forma irregular 27.000 €, sino la de su exiguo grupo político que una tras otra vez han querido ‘trampear’ con el fin de beneficiar a su concejala, y que continuamente han persistido en el error.

Y si esta acción ha provocado revuelo en el consistorio ciezano, también lo ha hecho en la escasa militancia que le queda al PP en nuestra ciudad. Lógicamente, esta acción tampoco ha pasado desapercibida a la población en general, que ha visto de forma sorpresiva cómo una representante de todos los ciezanos se deslegitima ella misma y a todo su grupo con sus acciones tanto alegales como inmorales y poco éticas.

Pues bien, el propio PP no ha salido de un jardín cuando ya se ha metido en otro todavía más peliagudo, y es que si el asunto de su concejala, como dicen ya por el pueblo ‘la bien pagá’, le está reportando muchos dolores de cabeza por una nefasta gestión, el asunto de ‘valla publicitaria’ va a ser más demoledor.

El asunto de la ‘valla publicitaria’ ha sido archivado por la propia fiscalía no percibiendo ningún tipo de delito y ni siquiera algo irregular, deja la gestión de la oposición del PP bastante tocado con una escasa, por no decir nula, credibilidad a la hora de ejercer una oposición medio normal.

Nadie a estas alturas, medianamente razonable, comprende muy bien por qué el PP llevó a la fiscalía una denuncia, de algo que hasta un principiante sabe que no tiene fundamento, en la que ponía en tela de juicio la gestión de los órganos administrativos del consistorio ciezano. Han querido poner en el centro de la diana, en términos políticos y hasta personales, tanto al alcalde como al teniente de alcalde, Paco Saorín, y a todo el equipo de gobierno. Llevar esto a la fiscalía nació con la intención de tapar las vergüenzas peperas de la gestión de la liberación de la concejala ‘la bien pagá’, el PP, erróneamente cargado de rabia e ira, contraatacó sin medir las consecuencias políticas que llevaría el archivo por parte del fiscal sobre una denuncia que a todas luces es falsa. Una estrategia errónea que está teniendo consecuencias en la credibilidad de la gestión de la oposición.

Yo, a día de hoy, sigo creyendo en las personas, y lo poco que he podido conocer del teniente de alcalde, Paco Saorín, es de ser un hombre honesto, que en cualquiera de sus acciones siempre pone en el centro el beneficio de la colectividad por encima de cualquier cuestión personal. Un hombre honrado a carta cabal.

A Paco Saorín lo conocí muchísimos años antes de entrar en política, a través de su amigo y vecino mío, que tengo que decir que es como Paco, personas honestas, buena gente, y que son incapaces de hacerle daño a nadie, son de esas personas en las que se agradece encontrarte en este camino de la vida, de las que se puede aprender.

De Paco Saorín siempre he admirado su honestidad en todo lo que ha ejercido, un hombre vocacional que siempre he visto haciendo las cosas de forma sincera y que es uno de los mejores concejales que tiene y ha tenido el consistorio ciezano, y no son halagos en balde, es además una percepción personal contrastada por gran parte de la población de Cieza.

Con total sinceridad, nadie, absolutamente nadie, en política se merece la acción a la desesperada de este PP, que espero que tenga las horas contadas, en tal nefasta gestión de oposición, y menos un equipo de gobierno y un teniente de alcalde que día a día demuestran, además de sobrada solvencia, conductas intachables.

La oposición se puede hacer de muchas maneras y formas, de tantas formas y maneras como personas, pero desde luego esta oposición pone de manifiesto una forma un poco rastrera de hacer política, y esto hace ver qué tipo de personas integran este exiguo grupo del PP, que comenzó con 5 concejales y ya van por 4. Espero y deseo, por el bien de la democracia, que la actual dirección del PP en Cieza cambie el rumbo, colabore con el gobierno por el bien de los intereses generales, que haga una oposición implacable, que no rastrera, y que sirva este varapalo político y judicial para que enderecen el rumbo y aprendan que la política la hacen las personas y antes de ‘apalear en plaza pública’ hay que calcular el daño personal. Espero que aprendan la lección y se ocupen más de los problemas de los ciezanos y ciezanas, y no del ataque personal gratuito. Necesitamos un PP que vele por los intereses generales, que abandone la confrontación de carácter personal y que haga oposición en Cieza, porque a pesar de tener un gobierno municipal fuerte, siempre queda margen para hacer una buena oposición, más constructiva y más edificante.

Desde aquí quiero enviar un mensaje de ánimo a todo el equipo de gobierno y en especial al que ha sido el blanco de la diana, Paco Saorín, de la política rastrera del PP, y decirles que más pronto que tarde el tiempo ha puesto a cada uno en su sitio, y en la política y en la vida el tiempo es el mejor juez. Y que muchas personas de bien, de forma silenciosa, sabemos de la honestidad tanto del teniente de alcalde, como del alcalde y de todo el equipo de gobierno de nuestro pueblo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email