El Gobierno se remodela, la oposición no

Joaquín Castaño Balsalobre

Algunos están tan bien en la oposición que ni se esfuerzan lo más mínimo en intentar mejorar su labor de servicio a la ciudadanía, pasando a prestarse un servicio personal. El líder de la oposición, Pablo Casado, al que sinceramente le concedo poco interés después de comprobar su inmadurez política y su poco atractivo en sus declaraciones, esta semana se ha atrevido a decir que algunos de los nuevos ministros del Gobierno de España “están verdes”, y no dejan de parecerme sus declaraciones, además de desafortunadas, poco rigurosas y poco serias, ya que hay tres de las recién nombradas ministras que eran, hasta principios de semana, alcaldesas de sus respectivos municipios. Para mí, estar en la política municipal es la mejor escuela política y de vocación de servicio de cualquier cargo público, ya que es la más compleja y la más cercana con el ciudadano. Recordemos que el líder de la oposición no ha gobernado jamás, tan solo ha estado de gabinete en gabinete y, lo más cercano que ha estado del poder ha sido como diputado, por lo que no dejan de ser paradójicas estas declaraciones.

La remodelación que se ha producido en el Gobierno de España me parece, al contrario de lo que pueda decir Casado, un acierto, cuando menos por la importancia que el Presidente le ha dado a su nuevo consejo de Ministros, ya que gana peso el municipalismo, y creo sinceramente que, además de ser positivo, las políticas públicas que se van a poner en marcha van a ir orientadas principalmente a los municipios.

La remodelación del Gobierno de España es oportuna, ya que se cierra una etapa dura en la que ha predominado la situación de pandemia por la COVID19, y atrás quedan meses bastante duros en los que el Gobierno de España ha tenido que adoptar medidas de gran calado con el fin de preservar a la población de esta terrible pandemia. Hay que recordar que la oposición en general, a excepción de Cs, que en una ocasión prestó el apoyo para ampliar el Estado de alarma, el resto de grupos políticos, principalmente VOX y PP, han estado sesteando, esperando que a los españoles les fuese mal para atizar al gobierno, aprovechándose de esta terrible pandemia que a tantas personas se ha llevado por delante. En todo este tiempo de pandemia no he visto ni un solo gesto de apoyo y ayuda al gobierno de todos los españoles, solo han estado esperando el error y que les vaya mal a los ciudadanos. Nunca he entendido esa forma de hacer política.

Esta etapa que abre el nuevo ejecutivo va a ser una etapa muy interesante, ya que, sin la ayuda de la derecha política (recuerdo que Casado estuvo torpedeando los fondos de recuperación en Europa) se comenzarán a recibir los fondos europeos en los que España negoció con tanto acierto a pesar de los palos en las ruedas que puso el PP para que no nos llegara ni un céntimo.

Como digo será una etapa apasionante, ya que, según se desprende del perfil de la nueva composición del ejecutivo, hay perfiles más políticos para afrontar nuevos retos. Cuenta con más mujeres preparadas y que proceden del ámbito municipal. Eleva Pedro Sánchez a la Vicepresidencia a Yolanda Díaz, todo un acierto político, una mujer que está levantando verdaderas pasiones y que se está ganando el respeto de muchos ciudadanos, entre ellos de la patronal y de los sindicatos, ya que desde que está en el gobierno no ha tomado una decisión que no sea fruto del acuerdo y del consenso. También se está ganando el respeto después de ver todas las semanas que pone a nuestro paisano en su sitio, y lo hace con educación, con solvencia y con una clase y estilo poco usual en la vida política. Nuestro paisano, mientras tanto, se empeña en hacer una oposición de crispación, poco útil y demasiado infantil.

Por nuestra tierra el PP está más o menos como en Madrid, “más verde que la ova”, ya que en este último pleno extraordinario en el que se han aprobado los presupuestos municipales, el PP quiso introducir una enmienda tan hilarante que, puedo confesar, en mi vida he visto una cosa similar. Intentan introducir una enmienda de adición sin cuantificar económicamente el valor de las propuestas que hacen, y, por si fuera poco, ni se molestan en contemplar en dicha enmienda las partidas de donde aumenta el gasto y en donde se aminora. Todo un despropósito de oposición, tristemente ya poco tenemos que ver después de este pleno, ya que demuestra a las claras la poca idea que tienen, ya no de presupuestos ni del funcionamiento de una administración, sino del funcionamiento consistorial. Qué poco respeto le tienen a una institución que es de todos, y a sus propios votantes.

En política tener buena voluntad es fundamental, pero también es importante conocer los procedimientos y los instrumentos con los que cuentan las administraciones para poder gobernar y hacer oposición. Me merecen todo el respeto del mundo tanto los que hacen política desde el gobierno como desde la oposición, pero es fundamental conocer las reglas básicas de funcionamiento. En este caso, el PP de Cieza demuestra que le queda un largo tiempo de estar en la oposición y, además, de aprender a hacer una oposición constructiva manejando los instrumentos de funcionamiento con los que hacer política en mayúsculas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email