El parque de ocio y restauración coge impulso

Redacción

Su construcción puede dar comienzo a principios de 2022. La empresa ciezana Certain, S.L. es la promotora del mismo y prevé crear 350 puestos de trabajo

Se trata de un proyecto del que se viene hablando años y, aunque nunca se veía la posibilidad de que se hiciera realidad, parece que ahora sí va a ocurrir.

La empresa ciezana Certain, S.L. es la promotora de este proyecto de creación de un parque de medianas superficies, ocio y restauración que llevará el nombre de Los Olivos; el parque se ubicará en una parcela de casi 66.000 metros cuadrados en el polígono urbano SU-11. Esta zona se encuentra entre la rotonda de la entrada a Cieza por el centro de la ciudad y el cementerio del Santísimo Cristo del Consuelo. En la actualidad, esta superficie está poblada de oliveras y de parcelas agrícolas en desuso. El futuro centro comercial será el primero de la comarca y aspira a atraer clientes de Jumilla, Hellín y Calasparra. La extensión inicial prevista de construcción oscila entre los 20.000 y los 30.000 metros cuadrados con sala de ventas y más de mil plazas de aparcamiento. Además, albergará espacios comerciales de alimentación, ocio, bricolaje, juguetes, calzado, equipamiento deportivo, restauración, salones de celebraciones, ‘fitness’, un hotel y apartamentos.

El gerente de la empresa promotora, José García, ha indicado que, superados los trámites preceptivos ante el Ayuntamiento de Cieza, se ha remitido a la Consejería de Medio Ambiente el estudio de impacto ambiental, incluyendo los informes preceptivos de cada una de las entidades que podrían verse afectadas por el proyecto, como Adif y Carreteras, por la cercanía de estas infraestructuras con el futuro centro comercial, un centro que se va a convertir en realidad y creará 350 puestos de trabajo directos.

Las edificaciones se ejecutarán adaptándolas a las necesidades de los operadores que se instalen dentro de la distribución de espacios prevista. La inversión, que se realizará con capital privado para todo el conjunto del proyecto, asciende a casi 80 millones de euros. El concejal de Urbanismo, Antonio Ignacio Martínez-Real, ha indicado que este proyecto ya estaba contemplado en el plan urbano aprobado en 2008, añadiendo el responsable de urbanismo del Ayuntamiento que las alegaciones presentadas por varios propietarios fueron estimadas, por lo que la Junta de Compensación tuvo que modificar el proyecto de reparcelación, abriéndose un nuevo trámite de audiencia pública para alegaciones que ya está resuelto. En lo que se refiere al proyecto de urbanización, se ha dado traslado de todos los detalles al resto de administraciones para obtener su visto bueno -Confederación Hidrográfica del Segura, Renfe, Adif y Ordenación del Territorio-, estando a la espera del informe positivo de la Comunidad Autónoma sobre la evaluación ambiental.

Si todos estos trámites se cumplen en los tiempos previstos, para principios del próximo año las obras podrán haber comenzado y lo que parecía un sueño podría convertirse en realidad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email