Desmantelado un nuevo punto de venta de sustancias estupefacientes

Guardia Civil/Redacción

Siete personas han sido detenidas como presuntas autoras de los delitos cultivo, elaboración y tráfico de droga, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico y agua

En los tres registros efectuados en la segunda fase de la operación se han incautado 600 plantas de marihuana.

Los detenidos constituían un clan familiar y varios de sus miembros ya habían sido detenidos en la primera fase de la operación.

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la segunda fase de la operación ‘Szelmalom’, ha desarticulado un punto de cultivo y distribución de droga en Cieza regentado por un clan familiar, cuyos cuatro miembros han sido detenidos como presuntos autores de los delitos de cultivo, elaboración y tráfico de droga, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico y agua.

En los tres registros llevados a cabo recientemente se han incautado 600 plantas de marihuana.

La investigación se inició en noviembre del pasado año, cuando la Guardia Civil investigaba el supuesto tráfico de droga en una vivienda de Cieza, domicilio de un matrimonio y sus dos hijos.

La vivienda, ubicada en las proximidades de un colegio de primaria de Cieza, contaba con varias estancias, algunas dedicadas al cultivo y otras al secado y manipulación de las plantas, lugar éste donde se hallaron las plantas en la parte final del proceso de elaboración.

Además, los investigadores localizaron una conexión fraudulenta, tanto al suministro eléctrico como al de agua, supuestamente destinado al abastecimiento y mantenimiento del cultivo interior de las plantas de cannabis sativa.

Los dispositivos policiales establecidos en la zona permitieron constatar cómo al inmueble objeto del registro desarrollado en la primera fase de la operación llegaban varios vehículos de los que se descargaban abundante material del empleado para crear el ambiente necesario destinado al cultivo y secado del cannabis.

Poco después, varias quejas vecinales por cortes de luz que, de forma consecutiva, habían afectado a una barriada del municipio de Cieza, hicieron sospechar que la vivienda podría estar conectada de forma ilegal a la red de suministro eléctrico.

Esta primera fase de la operación ‘Szelmalom’ culminó con la detención de cuatro personas y con la con la incautación de 30 kilos de cogollos de marihuana, cuatro armas de fuego, 90 cartuchos del calibre 22 mm. y útiles para el cultivo indoor de cannabis sativa.

Además, los investigadores localizaron una conexión fraudulenta, tanto al suministro eléctrico como al de agua, supuestamente destinado al abastecimiento y mantenimiento del cultivo interior de las plantas de cannabis sativa.

600 plantas de marihuana en la parte final del proceso de elaboración

Recientemente, agentes de la Benemérita han llevado a cabo la explotación de la segunda fase de la operación con el registro de tres inmuebles donde han sido incautadas 600 plantas de marihuana en su fase final de cultivo.

La operación ‘Szelmalom’, ha permitido desarticular un punto de cultivo y distribución de droga en Cieza, regentado por una familia, cuyos siete miembros han resultado detenidos como presuntos autores de los delitos de cultivo, elaboración y tráfico de droga, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico y agua.

Los siete detenidos españoles, con edades comprendidas entre los 25 y los 61 años, la droga y los efectos incautados, así como las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 3 de Cieza.